¿Qué es la Calidad?

Entendemos por Calidad la propiedad o conjunto de propiedades inherentes a una entidad o servicio, que permiten juzgar su valor.

A menudo hablamos de la Calidad del Servicio, que hace referencia a la percepción de satisfacción por parte de los clientes, lo cuál es muy importante pues es la forma más importante de afianzar clientes. También hablamos de Calidad del Producto, que hace referencia a las cualidades del bien o servicio que se ofrece a nuestros clientes. Y en una visión más actual también podemos hablar de la Calidad del Marketing, donde la Calidad no es entregar al cliente lo que busca, sino entregar aquello que nunca se imaginó que quería.

Para toda empresa la relación Calidad/Costo es el objetivo a maximizar, ofrecer máxima calidad al menor precio.

Por tanto la Calidad se ajusta a las exigencias de los clientes y su desarrollo e implementación en el entorno empresarial y productivo se hace indispensable para la supervivencia y el correcto funcionamiento de una empresa.

La cuestión que toda empresa debería plantearse a diario es, ¿cómo mejorar la Calidad?

El Control de Calidad, la Garantía de Calidad y la Gestión de la Calidad son conceptos utilizados en la industria y los servicios, y funcionan a través de indicadores específicos y normas de calidad, como son la ISO 9001 y la ISO 14000. Estos estándares están regulados por la Organización Internacional de Normalización desde 1947.

Con la finalidad de mejorar la Calidad se han desarrollando multitud de técnicas y métodos, unos más efectivos que otros según las circunstancias de cada entidad, y de estos, junto a las distintas normativas, hablaremos en las siguientes publicaciones.